fbpx

¿Cuándo y cómo pintar la piscina? Te lo explicamos

  • Pinturas
  • Hogar
  • ¿Cuándo es un buen momento para darle un repaso a mi piscina? ¿En invierno? ¿Con la humedad del verano? En el blog de hoy te explicamos cuando debes pintar tu piscina y los motivos de esto así como ciertos consejos que hay que llevar a cabo para hacerlo de la manera adecuada.

    ¿Calor? Ni mucho, ni nada de nada.

     

    Os compartimos nuestro secreto, el mejor momento del día es sin duda al atardecer.

    Te aconsejamos no pintar en días con intenso calor ya que los rallos de sol en la superficie harán que se eleve la temperatura y el solvente se evaporara de una manera demasiado rápida haciendo que el acabado no sea correcto.

    Por ese motivo te recomendamos pintar la piscina ahora, en primavera, que la temperatura es moderada y el calor del solete que no abrasa nos ayudará a secarlo con rapidez.

    Evita la humedad

    La humedad hará que la adherencia de la pintura a la superficie que elijas sea mala ya que se condensará y costará mucho que el material se aplique.

    El viento tampoco es un buen aliado.

    Si pintamos en un día con viento las partículas, polvo, hojas y todo lo que se pueda mover por el ambiente se pegarán a la pintura y no tendrá un aspecto adecuado ni limpio.

    Ahora vamos al cómo. La preparación antes de pintar.

    Para que tu día de pintor/a vaya genial y no tengas que salir corriendo en busca de cualquier cosa, prepárate antes con estas recomendaciones que te damos el equipo de Unicor:

    • Si tu piscina es nueva, en ese caso deberás llenar la piscina de agua aproximadamente unos dos meses antes y mantenerla llena para eliminar el salitre. Después la vaciaremos y la lavaremos con tres partes de agua y una parte de ácido clorhídrico o de sal. Finalmente la enjuagaremos con agua y la dejaremos secar para poder posteriormente ponernos a pintar.
    • Por el contrario, si tu piscina es antigua y ya ha estado pintada lo necesario será quitar la pintura anterior con un cepillito de púas de acero y agua y lejía. Después no te olvides de arreglar aquellos pequeños imperfectos que existan y lijar la superficie para que la nueva capa de pintura se adhiera mejor y deje un buen resultado.

    ¿Cómo arreglar las pequeñas grietas que existan?

    Con la misma pintura con la que posteriormente pintaremos sellaremos las grietas que hayan aparecido al lijarla. Si las grietas son grandecitas (más de 2 milímetros) podemos aplicar la pintura con un poco de fibra de vidrio o sencillamente utilizar un puente de unión con cemento.

    ¿Con que pintura lo hacemos?

    Las mejores pinturas son las acrílicas y de clorocaucho. Debes encontrarlas que sean:

    • Pintura antideslizante
    • Impermeable al agua.
    • Resistente a productos como el cloro y a los cambios climatológicos.

     

    ¿Un último consejito?

    Para que quede genial, lo ideal es aplicar una capa de pintura de clorocaucho (dejarla secar respetando los tiempos de secados) y posteriormente pintar con acrílica para piscinas al disolvente.

    Recuerda que las capas deben ser finas para que la pintura no se desconche y se adhiera correctamente a la piscina.

    ¿Te ha gustado? Compártelo

    Manualidades con los más peques para Sant Jordi 2018

    Papel pintado. Da otro ambiente a tu estancia.