fbpx

Que es un auténtico parquet

  • Pavimentos
  • Tendencias
  • Hogar
  • La madera es un material natural de lo más acogedor. Las personas que conocen los suelos de madera o parquet saben lo bien que se anda por casa sin zapatos, sea verano o invierno. La madera aporta una calidez esencial para aquellos que buscan esa sensación de comodidad y naturalidad. En este post hablaremos sobre las características de un auténtico parquet de madera frente a los erróneamente denomindados "parquets laminados" y "parquets vinílicos". 

    Antes de ir a los tipos hay que aclarar algunas cosas que solemos confundir a la hora de hablar de parquet de madera.

    La definición exacta de parquet aparece en la norma europea:

    “El parquet es un revestimiento de suelo de madera con una capa noble de grosor mínimo de 2,5 milímetros antes de su colocación”.

    Es decir, que si el grosor de la capa superior de madera está por debajo de esos 2,5 milímetros ya no sería parquet y se denomina revestimiento de madera. Por lo tanto, al no cumplir dichos requisitos los pavimentos laminados o vinílicos no pueden ser considerados parquet. 

    Una vez aclarado qué es el parquet, este puede ser clasificado atendiendo a tres factores clave:

    1.Según el método de instalación

    El parquet puede instalarse, en función de su estructura con cola directamente en el suelo, encolado sobre rastreles de madera, o flotante. En el caso de ser flotante, se instala un subsuelo de espuma con una barrera de vapor para amortiguar el sonido de la pisada y evitar que la humedad de la solera sea absorbida por el parquet.

    2.Según el sistema de unión entre piezas

    En el caso de los parquets mecanizados tanto en su parte longitudinal como en las testas el sistema de anclaje puede llevar un sistema de clic que una una lama de madera con otra. Otra opción es un machiembrado al cual hay que aplicarle cola para anclar una lama a otra.

    3. Según su estructura

    Tarima Maciza

    Está formado por una sola capa de madera maciza de entre 1 y 3 centímetros de grosor. Sus formatos son variados, dependiendo del tipo de madera que sea. La característica más notable, aparte de la gruesa capa de madera, es que está machihembrado en sus cuatro lados para facilitar su instalación. La instalación al suelo del parquet macizo puede hacerse entarimada o encolada directamente sobre la solera. 

    Parquet tradicional de tablillas

    Pavimento que se presenta en piezas rectangulares o en losas cuadradas que están formadas por tablillas de madera obtenidas de restos más grandes. En este tipo de parquet podemos encontrar el mosaico, el lamparquet, o el parquet industrial. Todos ellos con diferentes dimensiones y colocaciones de las tablas distintas. Su instalación siempre consiste en encolar las piezas de parquet directamente al suelo.

    Parquet multicapa

    Dentro de los tipos de parquet existentes nos encontramos con el multicapa. Este suelo está formado por una capa noble superior sobre varias capas de madera pegadas entre sí. La capa superior, denominada capa noble, suele tener entre 2,5, o 6 milímetros. El resto de las capas son de coníferas  colocadas de forma transversal para conferirle una mayor estabilidad dimensional ante el movimiento natural de la madera producto de las variaciones de humedad. La capa superior, la que está a la vista, es la llamada capa noble y puede estar acabada al barniz (brillante, satinado, mate o invisible), al aceite UV o al aceite.

    Ya sabemos que esta capa debe tener un grosor mínimo de 2,5 milímetros para que el suelo sea considerado parquet de madera. Cuando el parquet pierda el aspecto inicial la capa noble puede ser acuchillada, lijada y barnizada o aceitada de nuevo para volver a tener la mejor apariencia exterior. Las capas inferiores, en el caso de estos parquet de tres capas, suelen ser de madera de pino o abeto colocadas de manera transversal a la capa superior para hacer mejor la cohesión general del pavimento.

    Su instalación normalmente es flotante, aunque es recomendable encolarlo al suelo en el caso de que exista calefacción radiante, y es el más conocido gracias a la sencillez de su instalación con la que permite instalar en zonas amuebladas sin la necesidad de ser vaciadas por completo.

    La gran diferencia con el resto es que el parquet no va fijo al suelo, por lo que tiene la ventaja de que se puede colocar más fácilmente. Además de que la instalación es la más económica.

    La madera es ecológica de por sí. Es un material propio de la naturaleza, pero para que el parquet de madera sea considerado un producto sostenible, todo su proceso productivo debe cumplir con una estricta normativa y debe tener las certificaciones pertinentes que garantice que proviene de explotaciones forestales controladas.

    ¿Te ha gustado? Compártelo

    5 Secretos que te ayudarán a mantener tu parquet de revista

    Tendencias, el suelo laminado